Leyendo etiquetas

Mis 10 días de shock comiendo bajísimo en carbohidratos han terminado.

Típica pregunta: ¿cuánto bajé? 2.7kg y perdí 8cm de cintura.

Igualmente aclaro que no lo hice para adelgazar, lo hice para terminar con mi adicción a harinas y azúcares, y ese objetivo por el momento está cumplido porque no he vuelto a probar ni pan, ni patatas, ni postres ni nada de eso.

Pero hay que estar muy atenta porque el azúcar lo meten en cualquier lado, hasta donde menos te lo imaginas, por ejemplo… ¡en la mayonesa!
Y eso que la mayonesa no es aparentemente dulce pero ahí ponen todo tipo de aditivos y conservantes para que el fabricante gane dinero a costa de nuestra salud.

Esta semana estoy mirando las etiquetas porque no quiero consumir hidratos de carbono innecesarios, y mira por favor las fotos porque lo que descubrí es para alucinar:

El frasco vacío corresponde a una mayonesa común comprada en un supermercado común belga (es decir, de acuerdo a las normas de calidad europeas):
80% aceite de colza, 7.5% yema de huevo, agua, vinagre, mostaza, sal.
Hasta ahí todo bien pero… ¿era necesario dextrosa, estabilizantes y colorantes con “números E”? Como los nombres de estos productos artificiales son tan largos, directamnte les ponen un código para acortar y ni te enteras lo que son:
E415: Goma de xantano
E412: Goma guar
E160a: Annatto, bixin, norbixin, da el color anaranjado

mayonesa_supermercado

El frasco lleno corresponde a la mayonesa del supermercado bio/orgánico:
aceite de girason, vinagre, yema de huevo pasteurizada, agua, semillas de mostaza, especias, sal marina, cúrcuma.
Nada que no sepamos qué es.
Nada de colorantes, nada de conservantes, nada de azúcar.

mayonesa_bio

Y la mitad de hidratos de carbono.

No sólo por los hidratos de carbono ocultos vale la pena leer las etiquetas, también para tomar consciencia de lo que estamos comiendo.

Si hay una idea, solamente una, que quiero que te lleves de este blog, es que somos demasiado Divas como para meterle cualquier cosa a nuestro cuerpito.

Dicen que “somos lo que comemos”… entonces ¡yo no soy mayonesa barata!

¿Y tú? ¡Cuéntame en los comentarios! ¿Qué descubres leyendo las etiquetas de tus productos habituales?

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s