Tiempo para mí – Parte 2: 23 razones para reclamarlo

Cuando lo tomamos nos hace sentir bien, y cuando pasan días, semanas, meses y nos damos cuenta de que no hemos hecho nada por nosotras, de que nos estamos postergando, nos frustramos y disminuye nuestra felicidad. Es el Tiempo para Mí, con merecidas mayúsculas, esos momentos robados a las obligaciones cotidianas, esas mini vacaciones para el alma.

En los interesantes comentarios recibidos en el post Tiempo para Mí – Parte 1, he visto que muchas han establecido acuerdos con el marido, tanto regulares como esporádicos. Mi amiga Nina me contó que durante las últimas vacaciones una tarde pidió dos horas para salir a caminar sola, y su esposo llevó a los peques al hotel a dormir una siesta y le sugirió que se tomara el resto de la tarde (¡chapeau, Mr. M!)

En mi caso, lo de los acuerdos no lo tengo tan fácil, obtener el tiempo para mí es una lucha constante y tengo que defenderlo con uñas y dientes porque el Dutch y el Pitufo no parecen tener suficiente de mí, me echan de menos cuando estoy en el trabajo y al llegar a casa quieren mi tiempo y mi atención en exclusividad.

Quiero aclarar que amo a mi familia y que me disfruto muchísimo de su compañía, que no cambio por nada el sentarnos a la mesa juntos, el jugar a las cartas de los dinos, el salir a pasear por el parque cuando hay sol, y las mañanas cuando el Pitufo nos viene a despertar con besos y abrazos. Son esos momentos que se quedan en la memoria como un tesoro, los recuerdos que creamos juntos y dejan huella en el corazón.

Pero luego están los otros momentos: los de ver por la tele como gente abre huevitos Kinder, los de jugar con los Lego, los de armar el tren eléctrico o pelotear en el jardín – come on, guys, ¡no me necesitan a mí presente en esos momentos! Momentos de padre e hijo en los que hablan su idioma, y lo digo literalmente, porque yo no hablo neerlandés, así que necesitan practicarlo sin mí, y también momentos del Pitufo aprendiendo a entretenerse solito. No digo que se vayan todo el fin de semana de campamento y pesca (aunque dentro de un par de años no estaría nada mal), pero un par de horas jugando al minigolf mientras me doy un baño o intento hacer yoga… eso me sabría a gloria.

Tiempo para mí - adelgazar

Pero pasan los días, laborales y de fin de semana, y yo personalmente no me tomo tanto Tiempo para Mí como quisiera. Tengo que obligarme a ponerlo en la agenda. Tengo que repetirme, y explicarles a ellos, lo importante que es.

Contra la culpa, como justificativo, como recordatorio para ti y para mí, para darnos el permiso de una buena vez, y para tener a mano para explicar a quien ose anteponerse a nuestro divino derecho al Tiempo para Mí, aquí están las 23 razones para reclamarlo:

1. Porque te renueva y te da energía 

No puedes estar todo el día trabajando y ocupándote de los demás, sin parar para descansar. Si pones el teléfono móvil a cargar la batería, si repones el combustible del coche, ¿por qué te cuesta tanto comprender que tú también necesitas descansar y nutrirte física y emocionalmente?

El Tiempo para Mí no es tiempo perdido, es lo que te mantiene sana y productiva.

Y en caso que pienses que vas a descansar solamente cuando tu proyecto esté terminado, los peques vuelvan a la escuela, o tus padres estén mejor de salud, te recuerdo la metáfora de la máscara de oxígeno: cuando viajas en avión te instruyen que en caso de emergencia la máscara de oxígeno te la debes colocar primero a ti, y luego a los niños. Porque si tú no respiras, ¿quién podrá ayudarlos a ellos? No puedes ayudar a nadie si no te ayudas primero a ti misma.

Es mejor prevenir que curar: así como no quieres que se quede tu teléfono sin batería, ni se quede tu coche sin combustible, también debes evitar que se acabe tu energía física, mental y emocional y que  caigas tú enferma.

Hacer pausas y tomarte un recreo de vez en cuando, haciendo lo que disfrutas y lo que te relaja, te repone la energía y te devuelve a las obligaciones diarias sintiéndote más positiva y motivada.

2. Porque nos ayuda a dormir mejor

No es fácil quedarte dormida cuando tu mente está ocupada con preocupaciones y estrés. Para dormir más tranquila, y recargar la energía durante la noche, por qué no tomas una hora antes de dormir para hacer algo que te relaje. Como tomar un baño de inmersión, leer un libro, o pintarte las uñas. Desconectar de la televisión e internet, evitar las conversaciones estresantes, y preparar tu mente para el descanso.

3. Porque evita atracones

Si el mejor momento de tu día es ver la tele con una caja de galletas, vas a querer aprovechar al máximo la experiencia terminándote hasta la última miguita. Es mejor ir regalándote mimos a lo largo del día, para no depender de la comida como única fuente de confort y placer.

Otras veces sentimos emociones que queremos callar, llenándonos con comida hasta adormecernos. Una alternativa preferible es tomar tiempo para calmarnos haciendo algo que nos relaje, y conseguir manejar de otra manera esas emociones causadas por el estrés y los disgustos diarios.

3. Porque ayuda a adelgazar

Aunque no nos demos cuenta conscientemente, el continuamente postergarnos nos agota. El hacer lo que “hay que hacer”, sirviendo las necesidades de tu jefe, tu esposo, tus hijos, la casa, tal vez tus padres o personas a tu cargo te agobia tanto que es natural que estés cansada y caigas en hábitos de descanso y comodidad, como sentarte frente a la tele en vez de salir a caminar, o comprar comida hecha o usar ingredientes procesados en tus comidas, en vez de cocinar con ingredientes puros y naturales.

Darte pausas y oportunidades de descanso y relax previene el agotamiento, y te permite tener la energía para hacer ejercicio y elegir y preparar comidas saludables.

4. Porque te permite reflexionar y planear 

TomarTiempo para Mí te permite parar un momento, sentarte y pensar. Pensar en lo que tienes que hacer, pero también en lo que quieres hacer.

Yo voy cada día tomando nota en una libretita de todo lo que se me ocurre, voy coleccionando tarjetas de restaurantes y tienditas monas, sacando foto de lo que me llama la atención en la ciudad, recortando de revistas y folletos. Pero es solamente cuando me tomo un momento para procesar toda esta información, y anotar en la agenda, cuando realmente puedo poner en práctica mis ideas.

Hasta para hacer la lista de las compras necesito tomarme un momento de calma y relax en un ritual de sábado por la mañana, terminando el té verde del desayuno (es decir, sin hambre), para preguntarme qué me apetece comer en la semana mientras hojeo libros y revistas con recetas y así armar el plan semanal de comidas.

Es durante este tipo de momentos de paz cuando puedo reflexionar sobre mi salud y mi cuerpo, pensar en cómo he seguido los buenos hábitos últimamente y cómo se ha reflejado en mi peso diario, y proponerme nuevas resoluciones para probar algo nuevo.

5. Porque es tu merecida recompensa

No te despiertas cada día esperando que tu media naranja y tus peques alaben lo buena esposa y madre que eres, ni esperando que tu jefe te felicite por tu constante impecable desempeño. Cada día haces lo que tienes que hacer, porque hay que hacerlo.

La casa tiene que estar limpia, así que la limpiamos. La familia tiene que alimentarse, así que cocinamos, Los niños tienen que ir a la escuela, así que los llevamos… y prosigue de esta manera todo nuestro día.

Hacemos nuestros diversos trabajos sin esperar ningún agradecimiento ni recompensa, pero… a que vendría bien darnos una pequeña recompensa de vez en cuando en forma de Tiempo para Mí? La sola idea de tener un momento agradable esperándonos nos hace seguir adelante y darle a la tarea con gusto. Hasta nos puede hacer trabajar más rápida e intensamente, para ganarnos nuestra recompensa.

Por ejemplo el tercer viernes de cada mes, cuando me toca salir a cenar con mis amigas, he notado que es uno de mis días más productivos en el trabajo, a partir de las 3 de la tarde ya estoy en plan “me voy de fiesta” y voy cerrando todos los asuntos pendientes con muy buen humor – ¡esas tardes sí que soy capaz de delegar y priorizar como nunca!

6. Porque contribuye a la felicidad del hogar

Es generoso y altruista tomar Tiempo para Mí, porque el mejor regalo que le podemos hacer a los demás es mostrarles nuestra mejor versión: la mamá paciente y contenta, en vez de la mamá enojada y frustrada.

Idea para pintar en un cuadro y colgarlo en la cocina: if mama aint happy, aint nobody happy (“si mamá no está feliz, nadie está feliz”). Imagínate si te vuelves una amargada, quejosa, y deprimida, el efecto terrible que puede tener en tu familia, ¿no va la pena intentar evitarlo con un poco de Tiempo para Mí?

Cuando estás relajada y de buen humor, te sientes más calmada y más paciente, entonces puedes ser capaz de responder con cordura a situaciones límite, como cuando estás llegando tarde a la escuela, en vez de reaccionar a grito pelado. ¡Una mamá satisfecha y disfrutona es un pilar fundamental para mantener la harmonia del hogar!

6. Porque contribuye a la felicidad de la pareja

Otra idea de cuadrito para pintar, este para colgarlo en el dormitorio: Happy wife, Happy Life (“esposa feliz, vida feliz”). ¡Que tu marido comprenda que el Tiempo para Mí le hará también feliz a él! Y no es solamente un dicho popular, un estudio de la Universidad de Michigan ha demostrado que es hay verdad en esta frase.

También puedes invitar a tu marido a leer este artículo sobre como de parejas infelices, un porcentaje más alto (11.5%) citó falta de privacidad y Tiempo para Mí como una razón,comparado con un menor porcentaje (6%) que citó insatisfacción sexual como motivo. Y mencionale que muchas parejas han dicho que el darse espacio y tiempo para uso personal es la razón más importante que consideran que ha hecho sobrevivir a su relación.

Tiempo para mí - adelgazar

7. Por mandato religioso

¿Has pensado que cuando la Biblia menciona “ama a tu prójimo como a ti misma”, podría querer decir que no hay que pasarse el día cuidando de los demás y no haciendo nada para ti? Podría significar que por supuesto debes amar a tu prójimo, naturalmente con todo tu corazón y energía, pero igualmente tienes que amarte a ti misma. Obviamente vas a cuidar de ellos, pero también vas a cuidar de ti.

8. Porque nos vuelve mas optimistas

¿Te has dado cuenta de que cuando estamos desbordadas, estresadas o tristes, solemos enfocarnos en el lado negativo de las cosas? Podemos aumentar nuestra felicidad y nuestro optimismo invirtiendo tiempo y esfuerzo en crear situaciones agradables que nos brinden placer y nos ayuden a relajarnos y hacer una pausa para poder apreciar el lado positivo de la vida.

9. Porque nos ayuda en la toma de decisions

¿Te ha pasado alguna vez que tienes que tienes una dificil decision pendiente, y le das vueltas y mas vueltas y no consigues encontrar la respuesta? Dicen que lo mejor en esos casos es olvidar el problema por un momento, y hacer algo creativo.

Ponerte a dibujar, a trabajar con cerámica (o la plastilina de los peques), arreglar un jarrón con flores, o sentarte a escribir  te puede ayudar, hacer algo creativo te desbloquea la mente y las ideas empiezan a fluir.

10. Porque nos ayuda a enfocarnos

Palabra de moda es “mindfulness“, ese estado en el que estamos completamente presentes, y nuestra mente sólo piensa en lo que estamos haciendo mientras lo estamos haciendo. Planchar y lavar los platos sirven para ejercitar el “mindfulness” pero… qué aburrido es. Es mucho más agradable practicarlo mientras nos dan una manicure, relajarnos y enfocarnos en lo que sucede frente nuestro: cada pincelada de esmalte en las uñas. O cada ida y venida de las olas en la playa durante una caminata en paz y sin que se te escape ningún niño.

Recomiendan empezar de a poco con la “mindfulness”, de a 30 segundos por vez, y luego aumentar hasta cinco minutos. Si la mente empieza a deviarse, acéptalo y vuelve a enfocarte.

Comienza durante el Tiempo para Mí a disfrutar de los pequeños placers de la vida – y servirá de entrenamiento para esos momentos de ansiedad cuando más lo necesites, por ejemplo cuando estéis llegando tarde a la escuela.

11. Porque aumenta la autoestima

Imagina que tuviste un día terrible en el trabajo, y necesitas un subidón de ánimo y autoestima. Hacer algo que te recomforte, como darte un masaje, comprarte flores, o ir a zumba con las chicas, te da la sensación de haber terminado una tarea, de haber cumplido con algo – aunque sólo sea cumplido con hacerte feliz a ti misma.

Porque finalmente autoestima significa auto + estima, o estimarte a ti misma, y ¿qué mejor manera de demostrarte cuánto te estimas que tomando Tiempo para Mí?

12. Porque ayuda a cumplir con nuestros objetivos

Tenemos típicamente una interminable abultada lista de cosas para hacer para el trabajo, la casa, y la familia, pero tambien tenemos sueños y proyectos que son solamente nuestros.

Preparar la fiesta de cumpleaños del Pitufo, elegir juntos su disfraz para carnaval, son formas de ayudarlo a cumplir sus sueños y me encanta hacerlo. Pero yo también tengo mis propios sueños: correr una maratón, escribir un libro, organizar un encuentro de amigas en Amberes… ¿cuándo voy a encontrar tiempo para hacer todo eso? Necesito darle prioridad al Tiempo para Mí, y de a poco, de a una hora por vez, dedicar tiempo, espacio y esfuerzo a estos sueños y proyectos.

Gretchen Rubin, autora del libro The Happiness Project, dice que la felicidad está en vivir “in an atmosphere of growth“, o en una atmósfera de crecimiento. Tener una misión en la vida, algo que queremos lograr, un proyecto que se consigue paso a paso, nos dá un propósito, una razón para vivir y crecer.

El Tiempo para Mí mejor usado es para cumplir con estas pequeñas tareas que nos harán materializar nuestros sueños más preciados.

13. Porque desarrolla el intelecto

Una cosa es dedicar nuestro escaso y preciado Tiempo para Mí hojeando revistas de chimentos, chequeando Facebook o respondiendo mensajes del WhatsApp.

Otra cosa es dedicar estos momentos a satisfacer nuestra curiosidad intelectual – por ejemplo buscar el significado de una palabra que hemos oído por primera vez, o interiorizarnos de la política internacional.

Lo que nos pueda proporcionar estimulación mental, nos hace sentir bien y dicen que genera hormonas del bienestar como serotonina.

Tiempo para mí - adelgazar

14. Porque beneficia la salud

Sentarse, cerrar los ojos, y aprender a meditar requiere Tiempo para Mí. Y está demostrado que meditar mejora la salud del cuerpo y la mente.

No te estoy hablando de cantar mantras ni inventarte afirmaciones complicadas, ni siquiera de intentar visualizaciones o películas mentales, algo que a mí me cuesta mucho porque me distraigo enseguida. Alcanza con sentarte, cerrar los ojos, y prestar atención a tu respiración. Y si viene algún pensamiento, de cualquier tipo, lo observas, lo agredeces, y lo dejas ir.

La meditación mejora la respuesta física y emocional ante el estrés, este artículo menciona un estudio que ha demostrado que las personas que meditaban regularmente por seis semanas mostraron menos activación del sistema inmunológico, y menos angustia emocional cuando fueron puestos en situaciones estresantes.

15. Porque somos personas

Pareciera que nuestros maridos, hijos y hasta la sociedad entera esperan que nos encarguemos de todo ciertas cosas porque “eres mami”.

Yo misma recuerdo de niña suponer que mi abuela tenía una serie de deberes y obligaciones para conmigo – ¡qué caradura! Nunca me detuve a pensar era una persona con sentimientos y que podría a veces sentirse cansada o desganada, nunca la vi tomarse, ni parecer necesitar, vacaciones.

No menciono a mi madre porque ella hizo un mejor trabajo demostrando que era persona, quejándose expresando su cansancio o desgano, y ahora que es mi turno espero hacer un trabajo todavía mejor: antes de tener que expresar mi cansancio o desgano, lo pienso prevenir, por eso voy a reclamar proactivamente el Tiempo para Mí y recordarle a quién corresponda que es mi derecho divino.

16. Por los bonitos reencuentros

Es bueno que te echen de menos… déjame repetirlo: ¡Es bueno que te echen de menos!

Absence makes the heart grow fonder“, o la ausencia hace crecer el cariño. Cuando me toca viajar por trabajo y me ausento por un par de noches, me alegra muchísimo cuando vuelvo a casa a ver a mi Dutch y mi Pitufo.

Y sé que ellos también se alegran cuando regreso, cada uno a su manera: el Dutch me recibe con una lista de cosas para hacer y “ahora te ocupas tú del niño”, pero el Pitufo… el Pitufo me abraza cantando dulzuras como “mami, mami, la mejor mami, te quiero muuuuucho“.

Esas demostraciones de afecto no las tengo cuando vuelvo de la oficina cada noche, así que la próxima vez que me apetezca planear un fin de semana con amigas, lo haré en anticipación a estas amorosas bienvenidas.

17. Para que se enorgullezcan de nosotras

Tú tienes pasatiempos, pasiones, intereses – y si no los tienes usa tu Tiempo para Mí para descubrirlos. Compártelos con tus hijos y hazles saber que necesitas tiempo para desarrollar tus talentos.

Les encantará ir a verte cruzar la línea de llegada en la maratón, o participar de un concurso de pintura. Es bueno que te admiren por tus logros, hasta puede ser que un día incluso lo cuenten en la escuela a sus amiguitos.

Hazles saber lo importante que son para ti estos proyecots y pasatiempos, y muéstrales tu progreso, y serás una inspiración para que ellos también descubran sus pasiones.

18. Porque es una inversion para el futuro

Aunque hoy que tiene 4 años parezca tan lejano, un día mi Pitufo se irá de casa. Y en Bélgica eso ocurre bastante temprano, pues ya cuando van a la universidad les gusta vivir en su propio cuartito de estudiante.

Por supuesto que esto significa que tengo unos 13 años por delante donde mi presencia es importantísima para nutrirlo, criarlo, transmitirle valores, estar con él. Pero tampoco debo olvidar que tengo 13 años para volverme la persona que quiero ser en el futuro cuando él deje la casa y ya no sea mi bebé que me necesita tanto.

No por disfrutar de la bendición de ser madre debemos olvidarnos de nosotras mismas, que no te sorprenda el “síndrome del nido vacío” , que cuando se vayan los peques de casa te des cuenta de que no sabes qué hacer con tu tiempo libre y que te has estado olvidando de tí, de tus pasatiempos y de tus amigas.

19. Porque te enseña a disfruar de la soledad

¿Eres una de esas mujeres que le temen a la soledad? ¿Piensas que sólo puedes entretenerte en grupo, y cuando estás sola no sabes qué hacer con tu tiempo? Conozco quien viajando por trabajo pide room service antes de ir a un restaurante sola. ¡No es mi caso! Yo planeo por adelantado adonde iré a cenar, y no tengo ningún inconveniente en hacer una reservación para una persona.

Ir al cine sola puede ser tan entretenido como ir en grupo, de todos modos mientras están dando la peli no hay que hablar. Un par de horas en silencio mirando el mar pueden ser una experiencia más reparadora que estar en el mismo lugar, con la misma vista, mientras mantienes una conversación.

Es interesante dedicar Tiempo para Mí para (re)descubrir que tenemos la habilidad de hacernos felices a nosotras mismas.

20. Porque estimula la creatividad

¿Cuándo crees que te sientes más creativa? ¿Conduciendo en el coche con tres peques gritando en el asiento trasero, o mientras te das un largo baño en paz? La creatividad aflora cuando le damos espacio, silencio y soledad. Blanquea tu mente, no hagas nada, para dejar a las ideas fluir.

21. Para ver con más claridad y perspectiva nuestra vida

Hay reflexiones a corto plazo, como planear el menú de la semana: para eso una hora alcanza.

Pero hay reflexiones más profundas, que necesitan por lo menos escaparse un fin de semana. Para pensar en tu futuro, tu carrera, tu matrimonio, qué tipo de madre quieres ser… en fin, para reflexionar sobre la dirección que estás tomando en tu vida, porque como le dice el gato a Alicia en el País de las Maravillas “If you don’t know where you’re going, any road’ll take you there” o “si no sabes hacia donde vas, cualquier camino te llevará”.

Y no sé tú, pero a mi no me gusta no tener por lo menos un propósito para tomar como Norte, y alguna forma de poder ir evaluando mi vida para usar cuál brújula.

Unos días de soledad y silencio nos pueden ayudar a ver con más claridad. En la vida cotidiana sentimos que nos tironean desde afuera, todos parecen querer un pedazo nosotras: el trabajo, la casa, la familia, las obligaciones. Es necesario de vez en cuando callar el ruido exterior, calmar la mente y experimentar un poco de introspección.

Unas  horas o unos días sin planear nada, sin obligaciones, excepto con nuestro mundo interior. En soledad, plegaria, meditación o simplemente silencio. Para respirar más profundamente, ver con más claridad, y escuchar la voz interior. Es la única forma de descubrir qué dirección quiere tomar nuestra consciencia, y en el proceso, conectar con lo que nos es sagrado. Eso serán nuestros valores, o nuestro Norte.

Tiempo para mí - adelgazar

22. Porque les enseña a ser más independientes

Parafraseando el viejo proverbio chino, al marido y los hijos no hay que darles el pescado sino enseñarles a pescar. ¿De qué te sirve intentar ser la super mamá y correr de aquí para allí anticipándote a sus menores necesidades y deseos?

Que se apañen y se busquen la vida, y así desarrollen habilidades que les resultarán muy útiles para su vida futura, mientras tú te tomas Tiempo para Mí y disfrutas de tu vida presente.

Obviamente no hay que exagerar y hay cosas que sólo tú puedes hacer, como amamantar a tu bebé, pero piensa en cuántas otras cosas haces que podrías entrenar y delegar a marido e hijos, y les harás un favor.

23. Perchè mi piace

Llego al final de la lista un poco cansada… ¡no debería tener que dar tantas explicaciones!

Tomo Tiempo para Mí porque yo lo valgo. Porque lo merezco. Porque soy la reina de mi vida, y cuando quiero Tiempo para Mí, lo tomo y punto.

Jajajajaja ¡qué lejos de la realidad está esto!

Sí… ya lo sé, no es tan simple. Pero si no comenzamos a tomar un poco de actitud, nos van a seguir pasando por encima, ¿no te parece?

La verdad es que nadie va a darte el permiso de tomar Tiempo para Mí, si no te das el permiso primero tú misma.

En conclusión:

Imagina que tienes tanque emocional de combustible que te hace funcionar, pero que si todo el tiempo das y das, y no lo recargas, llega un momento en el que se vacía. Y ahí caes rendida de agotamiento, o pierdes la paciencia y explotas por cualquier pavada, en ira o llanto.

O sientes un hambre que nada te puede llenar ¿te suena familiar?

El mensaje que quiero dejarte tomar Tiempo para Mí no es egoísta, sino altruista: cuanto más cargas el tanque, más tienes para dar.

Estar satisfecha y de buen humor te hace una mejor madre. esposa, empleada, hija, hermana, jefa, amiga, madrina. Sentirte bien contigo misma es el mejor regalo que le puedes hacer a los demás.

Tomar Tiempo para Mí, tiempo para hacer lo que disfrutas, para enriquecerte y crecer como persona, es también una manera de cuidar de los demás. Cuando una mamá ocupada toma un rato cada día para hacer ejercicio, o para leer, no solamente se vuelve una mejor y más feliz mamá, también enseña a sus hijos que cuidarse y quererse es importante.

¿Todavía piensas que es egoísta? Egoista sería privarle a tu familia de experimentar la mejor versión de ti. Egoísta sería no hacer todo lo necesario para estar del mejor humor y ánimo posible ante los demás.

Ya hemos dicho que nadie te va a dar permiso. Ya sabemos que hagas lo que hagas, siempre alguien te criticará – y no te extrañe que las críticas vengan de otras mujeres, tal vez tu suegra o tu propia madre. Pero el costo de no hacerlo puede ser más alto.

Espero que este post tan largo te ayude un poquito a cambiar el chip, a que no te sientas tan culpable por salir con tus amigas, ir a la peluquería, o al cine, en otras palabras por gastar tiempo, energía y dinero en ti misma.

No es un gasto, querida, es una inversión. En tu bienestar, y en de los que más quieres.

Así que a poner el despertador más temprano para tomar una horita mientras todos duermen, y a avisar que el viernes por la tarde te vas a dar un masaje a la salida de la oficina.

Mientras tanto yo voy a informarles a Dutch y Pitufo que a mediados de Septiembre me voy un finde a Niza con las chicas…

Tiempo para mí - adelgazar

<- Tiempo para Mí – Parte 1: Introducción 

Tiempo para Mí – Parte 3: ¿Mito o Realidad? ->

Anuncios

7 Respuestas a “Tiempo para mí – Parte 2: 23 razones para reclamarlo

  1. Hey Lola! Gracias por la segunda parte…
    Totalmente de acuerdo con tus razones.
    Uno de mis lemas es: “no puedo dar lo que no tengo”… no puedo transmitirle felicidad, paz, optimismo a mi familia, si YO no lo tengo.
    El “tiempo para mí” es básico!… En una necesidad, NO un lujo 🙂

    Mi esposo es independiente, así que no existe “9 to 5” para él, sin embargo, poco a poco nos las arreglamos para tener ambos un pausa y estar TODOS contentos. El también conoce lo de “happy wife, happy life”.

    Hemos hecho un nuevo trato y lo experimentaremos este mes.
    5 horas de soledad: un día al mes (sab o dom) uno de los dos tiene 5 horas para hacer lo que le plazca, en casa o fuera, mientras el otro se queda con la peque en alguna actividad/lugar especial. Al terminar la pausa, nos re-encontramos todos en un lugar específico para tomar algo + caminar y volver a casa para la cena.

    Es poco y una vez al mes (lo sé), pero es de DIA!… y si funciona, procedo con otra propuesta 🙂

    Chicas: ánimo, nos lo merecemos!

    Gracias Lola!
    Kaqui…

    Le gusta a 1 persona

    • Kaqui, me encanta la idea! 5 horas seguidas un fin de semana… tan buen uso le daria: ir a darme un masaje, a depilarme, de compras! De dia, cuando las tiendas estan todavia abiertas y se puede hacer algo. Muy buena idea: te la tomo prestada. Ahora para la Parte 3 de la serie quiero escribir sobre “QUE” hacemos con el Tiempo para Mi, inspirame, como usarias tus 5 horitas? un abrazo!!

      Me gusta

      • Hola,
        Pues aparte de las actividades que mencionas, me gustaría leer y escribir al aire libre (en una terraza por ej.) y a la luz del día. Lo hago normalmente por las noches y con la mente cansada.
        Luego poniéndome un poco más coqueta :P, quisiera ver vitrinas e inspirarme para ver qué regalito me doy para esta temporada otoño-invierno. Siempre me toca pasar corriendo por las tiendas y con mis timers-vivientes, que no me dan más de 20/30mins cuando compro algo 😦

        Esperando la parte 3…

        Kaqui…

        Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Tiempo para Mí – Parte 1: Introduccion | Más Placer, Menos Dieta·

  3. Pingback: Tiempo para Mí – Parte 3: ¿Mito o realidad? | Más Placer, Menos Dieta·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s