En vez de hacer dieta…

Cuando yo hacía dieta perdía tiempo buscando el próximo régimen milagroso, estudiando las reglas, y planeando como cumplirlas.

Perdía dinero comprando libros sobre dietas, siguiendo tratamientos dudosos y comprando suplementos más dudosos todavía.

Perdía energía intentando resistir las tentaciones y luego sintiéndome culpable por no haberlo conseguido.

Ya empecé la primera parte de mi confesión de errores pasados, y prometo que la saga continuará, pero ahora quiero contarles cómo me ha cambiado el panorama.

Cuando decidí amar mi cuerpo tal cual es, y sentirme como en casa en mi propia vida, y dejé de hacer dietas, me encontré con más tiempo, dinero y energía.

Y en vez de postergar mis deseos para cuando estuviera flaca, decidí volverme la campeona de mis propio placer, y buscar activamente qué tengo ganas de hacer con ese tiempo, dinero y energía recuperados. Claro que aunque la actitud la mantengo todo el tiempo, en la práctica sigo siendo una mamá que trabaja a tiempo completo y tengo mis limitaciones, pero hay días como el de ayer en los que tiro la casa por la ventana y me corono la Reina de Mi Propia Vida.

Ayer fue mi cumpleaños número 42, me pedí el día de vacaciones y he querido celebrarlo por todo lo alto, y aquí comparto mi agenda para el día:
1) fui a la peluquería por lavado, corte y brushing, y estrené nuevo estilo
2) tuve una sesión de maquillaje profesional
3) almorcé en un restaurante famoso
4) fui modelo de un fotógrafo profesional
5) terminé el día con una fiesta en casa con 16 amigas, con karaoke y todo

reina

¿Qué te parece mi agenda? ¿Carísimo? ¿Irreal? ¿Difícil? no lo fue… te cuento cómo para que veas que pasarla bien está al alcance si usamos un poco la creatividad:

a. Las academias
Muchas veces había ido a la academia de peluquería por lavado y brushing, pero no me animaba a dejar que los estudiantes me cortaran. Pero ayer estaba con ganas de cambiar, y me fue muy bien. Siempre hay un profe alrededor que revisa y corrige errores, y pagué una fracción del precion normal. Por el momento llevo identificadas en mi ciudad esta academia de peluquería y una de cocina, que es un restaurante-escuela. Me faltaría una de masajes y tratamientos estéticos… la que se entere que me avise.

b. Servicio de maquillaje
De vez en cuando tenemos que renovar nuestro maquillaje, y qué mejor que elegir después de haber probado. Muchas tiendas ofrecen un servicion gratuito de esteticistas que analizan tu piel, te recomiendan productos y colores, te enseñan a usarlos, y encima te dejan divina maquillada… ¿qué más querés? Como me organicé y lo reservé con tiempo, mi maquillaje de ayer fue completamente gratuito, y a cambio compré nada más que lo que necesitaba a comprar.

c. Almuerzo en vez de cena
Sin dudarlo, siempre que voy a un restaurante prefiero ir al mediodía. No solamente porque me siento mejor comiendo temprano en vez de tarde por la noche, sino porque es económicamente más conveniente, ya que muchos restaurantes ofrecen menús para el almuerzo a un precio reducido, comparado con la cena cuando cobran a la carta o tienen generalmente menús más caros.

d. Cupones de descuento
La sesión de fotografía la compré por Groupon, hace ya meses, y había hecho la cita para el día de mi cumpleaños, de nuevo se trata de estar atentas a las promociones y organizarse un poquito.

e. Fiesta fácil
Estuve planeándola por semanas, para que saliera de “mínimo esfuerzo”: vasos, platos y cubiertos descartables, verduras cortadas (la noche anterior) presentadas con salsas para mojar, canapés y sandwiches armados a último momento, bocaditos que salieron del freezer directo al horno, cocktails express a base de cava, tartas dulces y mucha informalidad. Idea divertidísima: Karaoke por Youtube, desde Shakira a Queen encontramos casi todos los temas que se nos iban ocurriendo.

“Más Placer y Menos Dieta” no es solamente el nombre de este blog, es una actitud ante la vida.

Te cuento todo esto para que tomes una decisión ya mismo: ¿vas a seguir como estás sientiéndote culplable por tu cuerpo y tus atracones? ¿o vas a aceptar tu cuerpo tal cual es hoy, y encarar cada día como una oportunidad fabulosa para mimarte?

Yo tengo días como ayer una vez al año, pero cada día, todos los días, la inquietud de buscar algo, por pequeño que sea, que me haga sentir como una reina.

¿En vez de hacer dieta, qué vas a hacer hoy? Dejame comentarios y contame.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s