Me quiero. Quiérete.

Para terminar con la tiranía de las dietas, tenés que sentirte cómoda y a gusto alrededor de la comida. Lo cual empieza con sentirte cómoda y a gusto en tu propio cuerpo, y tu propia vida.

Cuando constantemente vemos modelos y actrices altísimas, jóvencísimas, delgadísimas, con piernas larguísimas, y sin poros, nos comparamos frente al espejo y sentimos que salimos perdiendo – sin importarnos que la propia modelo y actriz también sale perdiendo comparándose con su version photoshopeada.

Acercate preciosa… te voy a contar un secreto: la belleza no tiene color, no tiene edad, no tiene tamaño.

La belleza está en todas nosotras, y tenemos que volver a aprender a verla.

Es una cuestión de costumbre, como contaba en mi post Tus Curvas son Bellas, la repetición de imágenes hace que lo que antes no nos gustaba, nos empiece a gustar. Eso sucede con las nuevas tendencias de moda, tipos de pantalón o zapatos que al principio te resultan raros pero que de tanto verlos en fotos o en la calle te acostumbrás y te empiezan a gustar.

Para adelgazar sin hacer dieta tenés que aceptarte y apreciarte como sos, en tu edad, tu piel y tus curvas. Cuando te saques la ansiedad por cambiar tu cuerpo, vas a ver como te calmas alrededor de la comida. Y como al empezar a quererte, también empezás a cuidarte: vas a querer caminar más, tomar más agua, comer más sano.

Una imagen no distorsionada de lo que es un cuerpo bello es un pilar fundamental para empezar a apreciar, amar, adorar tu propio cuerpo.

Tenemos que contrarrestar las imágenes de mujeres irreales que nos presentan los medios masivos, con imágenes de mujeres de verdad, y si son curvy y plus size, mejor.

Tenemos que buscar modelos auténticas, con cuerpos naturales, que se parezcan a nosotras.

Por todo esto soy una admiradora de Eli y su blog Vístete Que Vienen Curvas, una belleza curvy con un estilazo que nos aconseja cómo y dónde comprar. Y está tan comprometida con fomentar la imagen corporal positiva que tuvo una idea genial y ha lanzado la campaña Me Quiero, Quiérete.

Buscá en Facebook, Instagram o Twitter la etiqueta #mequieroquierete y verás ejemplos de belleza de todo tipo, tamaño y color. ¡Animate a participar! Aquí Eli, la organizadora, cuenta como.

Yo ya participé en Instagram.

Te dejo con un desafío: más allá de que participes o no de la campaña de Eli, te propongo que en el espejo del baño pegues un post-it que diga “Me Quiero. Quiérete”, para subir la autoestima cada vez que te mires.

Y acostumbrate cada vez que te veas en cualquier espejo, o de reojo en una vidriera, a sonreír y para tus adentros decirte “Me Quiero. Quiérete”.

Que sea tu mantra, tus palabras mágicas para alimentar tu autoamor. Que alimenta más que el chocolate.

adelgazar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s